paisajes sorprendentes

Los contrastes que ofrece Chile en cuanto a paisajes, flora y fauna son un privilegio. Sus áreas naturales protegidas suman 14 millones de hectáreas y en ellas conviven diversos ecosistemas que han merecido ser declarados Reservas Mundiales de la Biosfera.

Chile tiene una privilegiada unión de paisajes y climas tan opuestos, que es capaz de mostrar un despliegue de maravillas naturales que comienza en el desierto más árido del mundo y termina en glaciares y estrechos que se funden en el Océano Pacífico. Pocas experiencias son tan gratificantes como admirar gigantescas masas de hielo o contemplar uno de los cielos más claros del planeta.